sábado, 21 de enero de 2017

The fortress at the end of time - Joe M. McDermott (english review)

Disclaimer: English is my third language,  so I want to apologize in advance for there may be mistakes in the text below. If you find any, please let me know so that I can correct it. I'd really appreciate it. Thanks. You can read this review also in spanish here.


The main premise of the novel that I present today is very interesting: humanity has expanded through the galaxy thanks to a technology of transport between the stars, the ansible. This technology, in addition to transporting materials, allows people to be transported, but through an instant cloning process, so that at the destination point a clone is created with the personality and memories of the cloned person.

The colonists destined to populate new worlds are only cloned once, but the military who run the space stations of the colonies can be cloned later to different destinations if they merit enough.
This interesting argument is sprinkled with a good atmosphere: the colony is the farthest from the cradle of humanity, with an orbital station almost in ruins and the mission to monitor the possible return of aliens with which humanity has already fought. In addition, the planet on which the station orbits is at the beginning of the process of terraforming, and colonists must fight against high temperatures, lack of water and abundance of sand.
The main protagonist is Ronaldo Aldo, an ensign assigned to this station that tells the story in the form of a confession in which he will try to explain and justify each of his sins.
It is a pity that with such good ingredients the final result is not very good. Although during the progress of the plot there are some scenes and situations that arouse interest, the problem is that the author has not connected them correctly. The role of the different characters in the station is confusing, as well as their relationships and motivations. There have been times when I have not understood why things happen, and in others, I have become bored.
In its favor I will say that the resolution of the plot has seemed to me brilliant and surprising. Having such a good argument and scenario and a correct ending, the main problem lies in the length of the story: I think that what is a novel at times boring and disjointed, polishing some details would have been an excellent novella, even with  merits to be nominated for the big awards.

In short, a pity. Although the novel has not convinced me I will be attentive to what this author publishes, I really liked some of his ideas.

The fortress at the end of time - Joe M. McDermott

La premisa principal de la novela que os presento hoy es muy interesante: la humanidad se ha expandido por gran parte de la galaxia gracias a una tecnología de transporte entre las estrellas, el ansibleEsta tecnología, además de permitir transportar materiales, permite transportar personas, pero mediante un proceso de clonación instantánea, de forma que en el punto de destino se crea un clon con la personalidad y recuerdos de la persona clonada.
Los colonos destinados a poblar nuevos mundos sólo se clonan una vez, pero los militares que dirigen las estaciones espaciales de las colonias pueden ser clonados hacia destinos diferentes si hacen suficientes méritos. 
Este interesante planteamiento se ve aderezado con una buena ambientación: la colonia más alejada de la cuna de la humanidad, con una estación orbital casi en ruinas y la misión de vigilar el posible retorno de unos alienígenas con los que la humanidad ya ha combatido. Además, el planeta sobre el que orbita la estación está en los inicios del proceso de terraformación, y los colonos deben luchar contra las elevadas temperaturas, la falta de agua y la abundancia de arena.
El protagonista principal es Ronaldo Aldo, un alférez destinado a esta estación que narra la historia en forma de una confesión en la que intentará explicar  y justificar cada uno de sus pecados.
Es una lástima que con tan buenos mimbres el resultado final sea tan flojo. Aunque durante el progreso de la trama hay algunas escenas y situaciones que despiertan interés, el problema es que no las ha acabado de conectar correctamente. El papel de los diferentes personajes en la estación es confuso, así como sus relaciones y motivaciones. Ha habido momentos en que no he entendido porque pasan las cosas, y en otros, directamente me he aburrido. 
A su favor diré que la resolución de la trama me ha parecido brillante y sorprendente. Teniendo tan buen argumento y ambientación y un final tan correcto, el problema principal radica en  la longitud de la historia: creo que lo que es una novela en algunos momentos aburrida y inconexa, puliendo algunos detalles hubiese sido una excelente novela corta, con méritos incluso para estar nominada para los grandes premios.
En fin, una lástima. Aunque la novela no me ha convencido del todo estaré atento a lo que publique este autor, algunas de sus ideas me han gustado mucho.

domingo, 15 de enero de 2017

Laberinto Tennen - David Luna

Si tuviese que destacar un autor en el panorama nacional de género que haya triunfado en 2016 creo que elegiría a David Luna. Ha publicado sus dos primeros libros (el último Laberinto Tennen, el objeto de esta entrada, con Ediciones El Transbordador), ha participado en varias antologías con sus relatos y ha ganado el premio Domingo Santos y el UPC. David tuvo la amabilidad de acceder a ser entrevistado en el blog, y tuve el placer de conocerlo en persona en la Eurocon.

La novela se sitúa en un futuro post-apocalíptico en el que el uso de la tecnología está prohibido, vigilado y limitado por una Nueva Inquisición y la sociedad ha vuelto a una estructura parecida a la medieval. Como consecuencia de las acciones de la guerra que llevó al apocalipsis algunas personas desenvolupan poderes mentales y sensoriales. Los Tennen son una orden que capta, orienta y entrena a las personas con estas capacidades. Los protagonistas principales son Bastián, un ladronzuelo con poderes y el que será su instructor en la orden Tennen, Lux.Zu. 
La historia tiene muchos tópicos: el joven elegido, la relación maestro-alumno, el entrenamiento de los poderes del protagonista en un edificio de la orden, el antiguo miembro de la orden que será el antagonista,... pero están mezclados con otros aspectos originales, conspiraciones políticas y con una ambientación muy interesante, de forma que el conjunto forma una historia muy entretenida. Entre los aspectos más originales está la Orden Tennen, una curiosa mezcla de cultura zen, orden medieval militar, X-men y orden Jedi. Lástima que no ha profundizado demasiado en su funcionamiento, estructura y origen.
El problema principal de la novela es lo que provoca que la narrativa breve de David haya triunfado: el ritmo acelerado. En sus relatos y novelas breves la acción es trepidante, no hay reposo para el lector, y eso es lo que les da fuerza. En cambio, en una novela, este ritmo es agotador y provoca que no se pueda profundizar en los personajes y sus motivaciones, sobre todo en los secundarios, que acaban teniendo un papel muy importante. 
En mi opinión la primera parte del libro tiene un ritmo correcto, pero a partir de la mitad la cosa se dispara. Creo que a la historia le hubiese beneficiado un poco de pausa, y bastantes páginas más para poder explicar y matizar algunas cosas que quedan en el aire o que se explican de pasada. Teniendo en cuenta de que la novela tiene unas 420 páginas, creo que David ha desaprovechado la oportunidad de, con la misma historia básica, apuntarse a la moda y hacer un par o tres de novelas sin que sufran del típico mal que sufren muchas sagas, la paginitis. 
En definitiva: una historia llena de buenas ideas, pero que necesitaba más espacio para poder dibujar a todos los personajes y para poner un poco más de pausa a la acción.
Lo bueno es que, aunque la historia es auto conclusiva, David Luna tiene mucho campo que explorar en este fantástico universo que ha creado. Estaremos atentos.

domingo, 8 de enero de 2017

Los Gigantes dormidos - Sylvain Neuvel

La novela que os presento hoy es una de esas que cuando lees la sinopsis acabas pensando que estan escritas expresamente para ti. ¿Cómo decir no a una historia que mezcle robots gigantes, misterios arqueológicos y conspiraciones políticas?
Sylvain Neuvel ha realizado en Gigantes Dormidos una hábil mezcla de géneros y temáticas para conseguir una novela muy adictiva y entretenida. En España la ha publicado Stella maris, con traducción de Juan Gabriel López Guix.
La historia nos sitúa en un futuro cercano en el que se descubren diversas partes de la anatomia de un gigante mecánico construido en una extraña y inexplicable aleación metálica. Su descubrimiento y datación rompe todos los paradigmas de la arqueología, hasta que se llega a la conclusión de que son de origen extraterrestre. La novela narra la búsqueda de las piezas, su investigación, ensamblaje y ensayo, mientras las relaciones políticas entre los diferentes países van cambiando a partir de este descubrimiento.
En algunos blurbs de la novela se la compara con El Marciano y con Guerra Mundial Z. En el primer caso no tengo ni idea de donde sale la comparación, y no estoy para nada de acuerdo. En el segundo caso si que la entiendo, no por temática, sino por estructura: la historia se explica a través de entrevistas (de forma mayoritaria), informes de misión, transcripción de grabaciones, entradas de diario personal...Creo que esta estructura es un acierto, provoca que la lectura sea muy ágil (me ha durado un par de días) y adictiva. 
La mayoría de las entrevistas están realizadas por un enigmático personaje (otro de los aciertos de la novela) que maneja los hilos de la trama y del que no sabemos a que agencia estatal pertenece ni a quien rinde cuentas, pero su capacidad para la manipulación y la persuasión es fantástica. El resto de los personajes de la novela son el equipo que está investigando el funcionamiento del gran robot, y en algunos casos creo que estan un poco exagerados y que sus comportamientos no son ni racionales ni creíbles y le restan puntos a la valoración general de la historia.
En definitiva, si buscáis una lectura ágil y entretenida os la recomiendo sin dudas. La mezcla de misterios arqueológicos, ciencia ficción, acción y historia alternativa (Iker Jiménez disfrutaría con esta parte de la trama) funciona perfectamente. También me han convencido las especulaciones a nivel político a partir del descubrimiento del robot, aunque me hubiese gustado que hubiese profundizado un poco más en este aspecto, igual que en ciertas explicaciones científicas sobre su funcionamiento y propiedades (seguramente la parte que más flojea de la trama). 
Espero que algunas de las dudas se solucionen en la continuación, Waking Gods, que se publicará en abril. Ha pasado a ser una de mis lecturas más esperadas para el 2017.

Otras opiniones de la novela: Sense of Wonder , Fantífica

lunes, 2 de enero de 2017

La enseña del elefante y el guacamayo - Christopher Kastendsmidt

Los relatos que os comentaré hoy los descubrí gracias a Odo, en su blog Sense of Wonder (no se cuántas veces he comentado algo parecido en los tres años que lleva el blog...). Aunque esta vez, como excepción que confirma la regla, en un principio no seguí su recomendación porque la temática de la historia no acabó de convencerme.




Hasta que se juntaron un par de situaciones: una oferta que permitía descargarte gratuitamente los tres primeros y el anuncio de que la editorial Sportula va a publicar durante este año que acaba de comenzar la traducción de los relatos.
Reconozco que probé la primera historia con un poco de escepticismo, pero antes de acabar el segundo ya había comprado los 4 siguientes. Esto puede daros una idea de lo entretenidos que son.
De momento la serie de fantasía de las aventuras de La enseña del elefante y el guacamayo escrita por Christopher Kastensmidt está formada por siete relatos largos, de unas trenta páginas (lo que se denomina una novelette), situadas en el Brasil colonial del siglo XVI. Los protagonistas son Gerard Van Oost, un belga protestante que ha viajado a Brasil para explorar, correr aventuras y luchar contra monstruos y Oludara, un esclavo procedente de África que en su país natal, Yoruba, ya tenía cierta experiencia en la lucha contra seres extraños.
En la primera historia se narra su encuentro, se presentan algunos protagonistas secundarios y se sientan las bases de su relación. En el resto de aventuras nuestros héroes tiene que enfrentarse a criaturas mágicas típicas de la mitología brasileña mientras entran en contacto con las tribus indígenas y con otros grupos de exploradores portugueses o franceses.
La ambientación temporal y espacial es uno de los puntos más originales de esta saga: las tribus indígenas y sus costumbres, las ciudades en construcción, los grupos de exploradores, la esclavitud, y la selva como escenario y casi como uno de los protagonistas de la historia, hasta el punto que el prólogo y el epílogo de los relatos están protagonizados siempre por un animal diferente.

Las aventuras son divertidas, con algún deus ex machina inevitable en este tipo de historias relacionadas con la magia, pero tampoco pinta a los protagonistas como superhéroes invencibles. De hecho, muchas veces lo pasan realmente mal. La evolución de los personajes y de su relación es muy visible si lees todos los relatos seguidos, como hice yo. Cada vez hay más química entre ellos, sus aventuras son más ambiciosas y deben enfrentarse a seres más poderosos. Creo que tiene mucho mérito utilizar los mismos personajes en una ambientación parecida y conseguir crear siete historias atractivas tan diferentes y sin perder frescura. De hecho, una de mis preferidas es la última. Una de las causas creo que es un uso muy acertado de los personajes secundarios.


Aunque el autor reconoce la influencia de las aventuras de Fafhrd y el Ratonero gris, salvando las distancias a nivel de estilo y de ambientación, a mi en algunos momentos me ha recordado a las aventuras de Geralt de Rivia (en los primeros dos libros de la saga).
En definitiva, una lectura muy original y entretenida, repleta de sentido del humor, aventuras y magia. Totalmente recomendable. Creo que su publicación en castellano es un acierto por parte de la editorial Sportula.
Si he conseguido despertar vuestra curiosidad y os apetece saber más de este interesante universo en la web oficial podéis encontrar más información, y Leticia Lara, en su blog Fantástica Ficción entrevistó a Cristopher Kastendsmidt.

miércoles, 28 de diciembre de 2016

Verbum

Soy muy fan del trabajo que está haciendo la editorial Fata Libelli. He leído y comentado en el blog varias de sus publicaciones, y a ellas les debo haber conocido o profundizado en la obra de autores y autoras tan interesantes como  Tim Pratt, Elizabeth Bear o Aliette de Bodard

Cuando me enteré de que publicaban una antología de relatos de diversos autores en español me alegré mucho y la compré inmediatamente. Este tipo de iniciativas me encanta, ya sea por conocer nuevos autores o por ver cómo se desenvuelven en distancias cortas autores de los que he leído sus novelas. Cada vez me interesa más la narrativa breve y valoro más la dificultad de explicar una buena historia en pocas páginas. Además, la alineación era muy prometedora.
Me sabe mal, pero mi valoración final media no es muy alta. Todas las antologías de este estilo son irregulares y tienen la gracia de que cada lector prefiere un relato o otro, y más en este caso en que los géneros de los relatos son tan diversos (terror, fantasía urbana, ciencia ficción...). Pero el problema según mi opinión es que no hay término medio: varios relatos me han enganchado y encantado pero con el resto no he conseguido conectar en ningún momento y me han dejado frío una vez terminados. Voy a empezar por estos, para acabar con mejor sabor de boca.

No había leído nada de Pilar Pedraza y su estilo me ha gustado, y la historia que nos explica en La niña gótica también, hasta que incluye el factor fantástico. Como una historia realista (casi como un capítulo de una historia más larga) me estaba interesando, pero la introducción de la parte mágica me ha descolocado un poco y creo que no acaba de encajar.
Amada de Antaño, de Roberto Bartual, presenta ideas muy interesantes en una extraña ucronia a la inversa relacionada con la Guerra Civil, pero no me ha convencido como la ha desarrollado, aunque su estilo me ha parecido atractivo. El que más me ha sorprendido negativamente es Quimera, de Luís Carlos Barragán. Voy a citar (con permiso) la opinión de mi compañero Miquel Codony, porque resume perfectamente mis sentimientos una vez finalizado el relato: "Me gusta mucho el cuento dentro del cuento, pero no el cuento que hay fuera del cuento que hay dentro del cuento." 

No se si os pasa, pero hay escritores con los que sintonizo de una forma casi perfecta, y creo que si publicaran su lista de la compra me gustaría y le encontraría virtudes. Jose Antonio Cotrina es uno de ellos. Y que mi predisposición sea muy buena no implica que su relato Ocultos no sea excelente, que lo es: lleno de imaginación, misterio, y capaz de generar una sensación de angustia muy potente. Parece que la capacidad de este escritor de crear nuevos mundos es inacabable. El relato de Jesús Cañadas, Su olor a jazmín, también ha conseguido dejarme mal cuerpo (en el buen sentido de la expresión), pero creo que no es redondo del todo. Para mi gusto le falta un poco más de explicación de la situación que es el eje del relato, deja demasiadas cosas abiertas a interpretación. Llevo mucho tiempo sin leer literatura de terror, pero estos dos estupendos relatos me han dejado con ganas de más.

Great king girl, de Welton Penderton, es una historia desconcertante y fascinante,  difícil de clasificar en un género, narrada desde diversos puntos de vista, con una progresión no muy clara y un resultado final sorprendente. Es de ese tipo de historias en que una segunda lectura se agradece para acabar de encajar los detalles. Un nuevo autor a seguir y a tener en cuenta.

Los dos últimos relatos se sitúan en mi zona de confort, la ciencia ficción, y ambos me han gustado mucho. Ricardo Montesinos nos presenta El camino, un relato de space-opera con una ambientación espectacular y una historia muy atractiva relacionada con los pilotos de las naves que viajan entre las estrellas y el contacto con seres extraterrestres. He leído cuatro relatos de este autor, y los cuatro me han gustado mucho. Aunque creo que ha desaprovechado la oportunidad de hacer una novela corta como mínimo, la historia daba para más, claramente. Pasa algo parecido con Añoranza de lo que no fue, de Mario Hinojosa, pero en este caso no es que el tamaño del relato se quede corto, sino que parece un primer episodio de una historia mayor. La ambientación en un planeta remoto, en una colonia casi asilada, con una mezcla de tecnologías avanzadas y primitivas me ha recordado en algunos momentos a Tatooine. 

En resumen, una antología de temáticas diversas, con varios relatos excelentes desde mi punto de vista, pero con otros con los que no he conseguido conectar. Una buena muestra de la narrativa de género actual. Aunque mi valoración media no sea muy alta os aconsejo sin dudas su lectura, puede que los relatos con los que yo no he conectado lleguen a ser vuestros favoritos de la antología.Espero que Fata Libelli continúe con iniciativas de este estilo, contarán con un lector, seguro.

Otras opinionesDonde acaba el infinito (reseña de la antología completa) o Origen cuántico (reseña individual de cada relato)

domingo, 25 de diciembre de 2016

Miniatures: The very short fiction - John Scalzi (english review)

Disclaimer: English is my third language,  so I want to apologize in advance for there may be mistakes in the text below. If you find any, please let me know so that I can correct it. I'd really appreciate it. Thanks. You can read this review also in spanish here.

I am a big fan of the work of John Scalzi. His imaginative and fun style is perfect between more complicated and profound readings. I have read almost all of his work: five books of his iconic saga  Old Man's War (except Zoe's tale), and his independent novels, such as Lock In or Redshirts, for example.
Still, I must admit that I would not have given a chance to the anthology that I present to you today, which includes his best short narrative (no, better VERY short: a maximum of 2500 words), if it does not come to be by the complimentary comments of my friend Leticia Lara in her blog  Fantastica Ficcion.
And I would have made a great mistake, because in these brief stories the wit and the sense of humor of Scalzi shine with their own light and have the perfect dose. It happens to me often when I read stories in which humor has a very important weight that jokes become repetitive if the story is too long.
It is not a book for laughing out loud, but you will devour its pages with a constant smile in your face.
I have read these stories in a week that I had very little time to read, and the  length of the stories is perfect for these situations: few pages, and a complete and entertaining story. Although I am convinced that if I had caught it in a moment with time I would have read it in a couple of hours at most.
The anthology consists of 17 stories and a poem and, because of its brevity, commenting them is synonymous of spoiling them, so I will limit myself to mention the general themes of which they treat.
The main subject that touches Scalzi and that also appears very often in his work of greater length is the contact with extraterrestrial beings. But not the first contact and the discovery, but the conflicts that would derive from the daily coexistence with beings totally foreign to us. He knows how to get a lot of juice out of these situations.
There are also a couple of fun stories related to superheroes and supervillains, and another couple related to artificial intelligence and their opinion of humanity. Although if I have to highlight one, the one I found most ingenious has been an interview with Pluto after it became a dwarf planet instead of a planet. 

In short, a very entertaining and enjoyable reading, totally recommendable. In March Scalzi is going to publish the first novel of a new saga of space-opera, The Collapsing Empire, and the reading of these small stories has increased my desire to read it. I have the ARC ready in the reader, so in a short time it will appear here.