miércoles, 24 de mayo de 2017

Tres novelas breves de Tor.com

La iniciativa editorial de Tor.com de publicar novelas breves de diferentes géneros les está funcionando, como mínimo, a nivel de premios. A sumar al Nébula y  al Hugo ganados por Binti el año pasado, este año Every Heart a Doorway se ha llevado, de momento, el Nébula. El formato permite aceptar historias poco convencionales, originales, y incluso hacer algún experimento. Hoy os presento tres de las que he leído en las últimas semanas.

Gwyneth Jones en Proof of Concept me ha dejado un poco desconcertado. Su historia tiene momentos muy interesantes y originales, pero no acaba de estar bien estructurada y su comprensión no es fácil, creo que por un exceso de uso de tecnicismos y de siglas.
La historia está situada en un futuro post-apocalíptico en el que la mayoría de la superficie de la tierra está muy contaminada. Una de las opciones de la supervivencia de la especie es el viaje a otros planetas. Con el  objetivo de estudiar las posibilidades de un viaje instantáneo a otras partes del universo, se unen en un experimento que implicará su aislamiento en una cueva subterránea durante un año  dos grupos muy diferentes. Por una parte, los científicos encargados de llevar a cabo el experimento, entre los que está la protagonista, Kir, una joven cuyo cerebro sirve de alojamiento de una IA cuántica. Por otra parte, los miembros de un programa televisivo estilo big brother que simula un viaje hacia un exoplaneta habitable. La trama se centra en la relación entre estos dos grupos con las muertes de algunos miembros de la tripulación como misterio de fondo.
La historia es compleja, y cuando crees que ya la tienes dominada, aparecen nuevos detalles en la trama o en el escenario que, a veces, provocan que te vuelvas a perder. A lo mejor esta historia hubiese aceptado mejor un formato más largo. Esta no la recomiendo, creo que hay otras historias mucho más entretenidas para invertir el tiempo de lectura, por ejemplo las dos siguientes. 

¿Os imagináis Los Siete Magníficos dirigida por Tarantino, pero con hipopótamos en vez de caballos? Una cosa parecida encontraréis si leéis River of Teeth, de Sarah Gailey. Bueno, la comparación no es del todo correcta; en los siete magníficos no hay personajes femeninos ni homosexuales. 
Esta ucronía está basada en un hecho verídico, un plan que al final no se llevó a cabo, no sé si afortunadamente o no: la utilización de la zona final del río Mississipi para la cría de hipopótamos con el fin de obtener carne. Aunque la autora se toma ciertas licencias y tira los hechos unos cincuenta años hacia atrás para que todo le encaje mejor.
La primera parte está centrada en la presentación y reclutamiento de los variopintos personajes que van a participar en una misión encomendada por el gobierno federal: eliminar los hipopótamos salvajes (descendientes de hipopótamos que se escaparon de las granjas) que ocupan la zona. La segunda se centra en la misión en sí y la lucha con el villano de la historia, el propietario de los casinos del Mississipi y de la mayoría de las tierras en conflicto.
Me ha interesado especialmente el método de cría de los hipopótamos y cómo llegan a convertirse en fieles monturas fantásticas para este hábitat, así como el hecho que cada variedad de hipopótamo tenga sus propias características y "personalidad". Un western muy entretenido y original, aunque me ha desconcertado que uno de los personajes sea tratado siempre en plural, como si fuera más de una persona, pero no explica en ningún momento porqué.
En septiembre se va a publicar una continuación, Taste of Marrow, de la que voy a estar pendiente.

Murderbot es un robot de vigilancia, con partes orgánicas y partes artificiales, armado hasta los dientes y diseñado para cumplir órdenes y proteger a sus clientes: los miembros de expediciones de exploración y reconocimiento de nuevos planetas. Pero Murderbot ha conseguido hackear el módulo que rige sus conductas y tiene libertad de acción. 
Su principal objetivo es que lo dejen tranquilo y consumir capítulos y capítulos de sus series favoritas, pero precisamente ha ido a caer en una expedición cuyos miembros se preocupan por los sentimientos de los seres mecánicos.
Martha Wells ha creado en All systems red un personaje entrañable, en una historia muy recomendable que mezcla diversión con tensión a partes iguales. He disfrutado muchísimo con los dilemas de Murderbot y sus intentos por no relacionarse con los humanos de la expedición, y el misterio que es la base de la trama de la novela me ha parecido muy interesante (las historias de exploración de nuevos planetas siempre me han gustado). 
El estilo es muy ameno y directo, narrado en forma del diario personal de Murderbot.
Podremos seguir las aventuras del protagonista y conocer más del prometedor universo que ha creado la autora en Artificial condition, la segunda parte de The Murderbot diaries. No me lo voy a perder.

6 comentarios:

  1. "¿Os imagináis Los Siete Magníficos dirigida por Tarantino, pero con hipopótamos en vez de caballos?" Que loco y que bueno me parece, aunque no soy un fanático del western, los de Tarantino son especiales a mi gusto. All systems red tiene una pinta brutal, esa me interesa mucho más por lo que trata, y si me dices que es en forma de diario, quizás el inglés sea más sencillito. Un abrazo^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las dos últimas tienen un lenguaje asequible, puede que más la de Wells. La primera no, es complicada. Gracias por pasarte por aquí.

      Eliminar
  2. Lo del plural supongo que será porque es un personaje que no se identifica con ningún género (en inglés se usa el plural como pronombre neutro). Cuando lo lea, te lo confirmo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tiene todo el sentido del mundo...no tenía ni idea. Gracias!

      Eliminar
  3. Genial que vuelvan a publicar novelas cortas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un formato que está en alza. En España hay un par de editoriales (Cerbero y El transbordador) que están apostando fuerte. Gracias por pasarte por aquí.

      Eliminar